13 consejos para darle una segunda vida a tu ropa usada

darle una segunda vida a tu ropa


En el artículo anterior de nuestro blog te hablábamos sobre el mercado de segunda mano y la importancia que tiene para la sostenibilidad. Igualmente te informamos que la industria de la ropa es una de las que mayores cantidades de gases contaminantes emiten a la atmósfera, por eso hoy queremos darte unos consejos para que puedas dar una segunda vida a tu ropa y reducir tu huella climática.


Aunque la industria textil sea una de las grandes emisoras de gases efecto invernadero a la atmósfera por la confección de la ropa, nosotros, una vez que hemos obtenido las prendas, también contribuimos a la contaminación del medio ambiente. Ya que cada vez que procedemos al lavado de nuestra ropa, miles de microfibras de los tejidos se desprenden de éstos, vertiéndose en los mares y ríos, y contaminando nuestras aguas. Por ello es tan importante comprar nuestras prendas con tejidos orgánicos para evitar que millones de microfibras plásticas acaben contaminando nuestras aguas y matando nuestra fauna marina. Y además, también podemos contribuir a reducir la creación de residuos al darle una segunda vida a nuestra ropa. Puedes leer más sobre la importancia de este tema en nuestro post.


Así que hoy vamos a darte 13 consejos para que des una segunda vida a tus prendas y puedas, además de evitar la contaminación, reducir tus gastos:


1.- Arregla lo que se haya estropeado:


Ya sabemos que vivimos en la era del estrés, que vivimos rápido y de la misma forma compramos rápido y si algo se estropea va directamente a la basura pero tienes que pensar que, a no ser que la prenda esté inservible, seguro que puede arreglarse para poder volver a utilizarse. Coser la parte descosida, cambiar una cremallera o unos botones, seguro que si lo piensas puedes arreglarla para que pueda servirte de nuevo.


2.- Prepara bolsas de tela con tus camisetas para darle una segunda vida a tu ropa:


Las camisetas suelen ser prendas que se nos estropean rápidamente o bien que ya no nos gusta cómo nos queda y por ello, y porque suelen ser prendas más económicas, nos deshacemos de ellas con facilidad. Sin embargo se trata de un tejido ideal para que puedas hacer con ella una bolsa para la compra y así evitar tener que emplear bolsas de un solo uso que tanto contaminan nuestro entorno. Para ello tan solo tienes que cortarle las mangas (si las tenía), coser su parte inferior y agrandar el escote lo que necesites. Verás cómo puedes tener una bolsa duradera para la compra y habrás evitado no solo utilizar bolsas de un solo uso sino un nuevo residuo en nuestro medio ambiente.


3.- Diseña bolsos a tu gusto:


Es muy fácil darle una segunda vida a tu ropa. Con una prenda usada que ya no quieras o con mezcla de varios tejidos puedes diseñar y confeccionar bolsos a tu gusto que nadie más tendrá, tan sólo tendrás que echar a volar tu imaginación para realizar el diseño que más te guste y ponerte manos a la obra.


Crea un neceser o bolsa para darle una segunda vida a tu ropa
Ayudarás al planeta, y además ahorrarás dinero, si reutilizas tus prendas para fabricar tus propios estuches o bolsas para el desayuno.

4.- Un neceser, un estuche o una bolsa para el desayuno de lo más ecológicos:


Al igual que te hemos explicado para los bolsos, con tus prendas usadas puedes hacer un neceser o un estuche para el cole. De tela vaquera, impermeable o cualquier otro tejido que te sobre y con una cremallera o con un diseño tipo sobre con un clip, podrás tener tu neceser o estuche de una forma rápida y barata. También puedes convertir fácilmente cualquier prenda que te sobre en una práctica bolsa para el desayuno.


5.- Busca otro uso para la prenda que ya no te sirva:


Si tiras de imaginación (o de Internet para los que no tenemos mucha imaginación….) puedes dar un segundo uso a una prenda que ya no te sirva o no te guste. De esta forma una falda puede convertirse en un top o un vestido convertirse en una falda y habrás ganado fácilmente, y de una manera económica, una nueva prenda en tu armario.


6.- Diseña y confecciona tus propias mascarillas:


Ahora que estamos de lleno en la pandemia debido al coronavirus y que, cada vez más, las mascarillas empiezan a ser un complemento de moda, puedes realizar tus propias mascarillas con los tejidos de las prendas que te sobren para darles una segunda vida a tu ropa. Pero eso sí, ten en cuenta que necesitarás ponerle un filtro en su interior para que te proteja de contagios ya que las telas de nuestras prendas no son tejidos diseñados para evitar contagios.


7.- Darle una segunda vida a tu ropa te ayuda a ahorrar dinero. Utilízala como trapos para la limpieza del hogar:


Si no tienes ideas o no tienes tiempo para confeccionar otras prendas, siempre puedes dar una segunda vida a tus prendas viejas si las conviertes en trapos para la limpieza del hogar, así una camisa vieja que no desprenda pelusas será ideal para dejar tus cristales impecables o una camiseta de algodón para limpiar el polvo de tus muebles de forma suave. De esta forma puedes hacerte con diferentes trapos para diferentes usos.


8.- Fundas para cojines:


Con una vieja colcha o incluso con una camisa puedes hacer una funda para tus cojines. En el caso de que utilices una camisa, aprovecha la parte abotonada para poder sacar y meter el relleno.


9.- Un relleno para un cojín o un puf:


Incluso puedes hacer tu propio relleno para un cojín o un puf si empleas prendas viejas que ya no quieras eliminando cualquier zona dura que puedan llegar a tener como una cremallera o botones. Si utilizas prendas de lana podrás tener un confortable y esponjoso cojín.


10.- Haz tus propios complementos para el pelo para darle una segunda vida a tu ropa:


Con tus viejas prendas puedes hacer diferentes diseños de diademas, bandanas y coleteros. Complementos que puedes hacer fácilmente incluso si no sabes coser y con los que darás una nueva vida a todos esos tejidos que te sobran.


Descubre el mundo del patchwork para darle una segunda vida a tu ropa
Usa la técnica del patchwork y confecciona nuevos artículos originales con las prendas que ya no uses.

11.- Empieza en el mundo del patchwork:


En este tipo de confección de prendas se emplean pequeños cuadraditos de diferentes tejidos para confeccionar cojines, colchas, baberos, estuches, cuadros… Puedes hacer casi cualquier cosa. Tan solo tienes que ponerte manos a la obra y confeccionarlos tú mismo. Con este sistema podrás reaprovechar varias prendas diferentes ya que consiste en mezclar diferentes tejidos.


12.- Aprovecha las toallas viejas y empieza a darle una segunda vida a tu ropa:


Esas toallas que tenemos ya viejas que van perdiendo poder de absorción pueden ser unas magníficas manoplas para el baño y así podrás evitar el uso de esponjas plásticas tan contaminantes. Otra forma de darles una segunda vida es emplearlas como guantes para el horno, pero ten en cuenta que si están ya muy viejas deberás añadirles un forro para evitar quemarte.


13.- Haz lo que a tí se te ocurra :


Nada mejor que tirar de imaginación o de una necesidad del momento para encontrar el mejor uso para esa prenda que ya no necesitamos o no nos sirve. Tú serás quien mejor puede saber en qué puedes convertir esa tela que ya no quieres para que su fin sea el mejor que pueda llegar a tener.


Nos encantaría saber qué prendas has reutilizado y en qué las has convertido, puedes contárnoslo en comentarios. Y, si te gusta nuestro artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas y podamos, entre todos, ayudar a evitar la crisis climática.