Conoce cuál es la manera más ecológica para calentar tu hogar



Ahora que ya se va acercando el frío, y que pronto llegará el invierno, es el mejor momento para aprender cuál es la manera más ecológica en la que puedes calentar tu casa y que así puedas decantarte por un sistema que sea sostenible y consiga reducir tu huella climática.


En este post te contaremos la manera más ecológica para calentar tu hogar. Si ya dispones de un sistema de calefacción en tu casa y no es de los más ecológicos, también puedes leer nuestro post en el que te facilitamos recursos para utilizar tus electrodomésticos de forma que puedas reducir tu consumo de electricidad, y con ello calentar tu hogar de una forma más ecológica y sostenible. Puedes acceder al post aquí.


Es cierto que todos los sistemas de calefacción que actualmente existen en el mercado contaminan en mayor o menor medida nuestro medio ambiente y que si eres una persona concienciada con el cambio climático, y si estás leyendo nuestro artículo seguro que lo eres, querrás evitar aumentar tu huella climática en invierno pero no es necesario que pases frío.


¿Quieres conocer la manera más ecológica para calentar tu hogar? Comencemos


Radiadores eléctricos, calefacción de gas, radiadores de aceite, bomba de calor, chimeneas, estufas de biomasa, etc… En el mercado actual podemos encontrar multitud de sistemas de calefacción para nuestros hogares pero dependiendo del sistema que emplean unos son más contaminantes que otros.


Porque ¿sabías que en España en cada hogar se consume al año una media de casi 10.000kWh de electricidad? Eso supone aproximadamente 2 toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera y de esa cantidad nada más y nada menos que el 60% corresponde al empleo de la calefacción y el agua caliente.


la manera más ecológica de calentar tu hogar no tiene por qué ser la más cara
Las placas fotovoltaicas son una forma ecológica de consumir electricidad.

Si el sistema de calefacción que empleas en tu hogar es eléctrico, la mejor forma de conseguir que sea ecológico y sostenible es hacer una instalación de placas fotovoltaicas para que toda la electricidad que consumas sea de manera limpia y sin contaminar.

Si no tienes la posibilidad de realizar dicha instalación también puedes contratar con una empresa de suministro eléctrico cuyo servicio provenga de fuentes limpias como son la eólica o la solar, lo que es una buena forma de reducir tu huella climática sin tener que realizar una gran inversión en la instalación de placas fotovoltaicas. La manera más ecológica para calentar tu hogar, no tiene por qué ser la más cara.

Porque ¿sabías que en España en cada hogar se consume al año una media de casi 10.000kWh de electricidad? Eso supone aproximadamente 2 toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera y de esa cantidad nada más y nada menos que el 60% corresponde al empleo de la calefacción y el agua caliente.


Una de las cosas más importantes a tener en cuenta para reducir el consumo de calefacción es que tu casa esté preparada para evitar que se produzcan pérdidas de calor. Puedes incorporar sistemas que reduzcan las pérdidas fácilmente ya que hoy día en el mercado existen infinidad de productos que realizan estas funciones.


1.- Suelo radiante:


Si tienes opción de realizar esta instalación en tu vivienda, comprobarás que este es uno de los mejores sistemas de calefacción ecológica que existe.

Se trata de unos tubos rellenos de agua que se colocan bajo el suelo de tu casa. El agua que discurre por estos tubos se calienta para que transmita el calor al suelo que pisas y, como el aire caliente siempre tiende a ascender, va repartiéndose por toda la estancia. Además, ese agua puede calentarse fácilmente por placas solares con lo que se evitan las emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera u otros tipos de residuos. Si, por la ubicación en clima muy frío de tu vivienda, con esta instalación no consigues calentar del todo tu hogar, también se puede incorporar este sistema a las paredes para aumentar la temperatura ambiente.

De hecho este tipo de calefacción está recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


2.- Sigue aprendiendo sobre la manera más ecológica de calentar tu hogar: Aerotermia:


Este tipo de climatización es un sistema más ecológico que los sistemas convencionales.

En este caso se utilizan los principios de la termodinámica para calentar o enfriar el aire consumiendo un mínimo de energía eléctrica. Para ello se transporta el calor (energía térmica) de un lugar a otro mediante una bomba de calor haciendo pasar el aire por un circuito con refrigerante que va cambiando de estado gaseoso a líquido con ayuda de un compresor para cambiar la temperatura del aire que lo atraviesa.

Una de las mayores ventajas de este sistema es que sirve tanto para calentar el aire en invierno como para enfriarlo en verano con un consumo eléctrico reducido.


La manera más ecológica para calentar tu hogar
La calefacción de biomasa es de las calefacciones más ecológicas, ya que la biomasa de produce a partir de residuos orgánicos.

3.- Calefacción de biomasa:


Se trata de una de las calefacciones más ecológicas ya que la biomasa se produce a partir de residuos orgánicos. Son aparatos similares a un cassette de leña pero que emplean un combustible que reutiliza residuos orgánicos por lo que no proviene directamente de la naturaleza como es el caso de la leña.

Dentro de este tipo de calefacción encontramos dos variedades: la primera son las estufas de pellets que cuentan con gran poder calorífico y que emplean pellets realizados a partir de virutas, astillas o serrín.  El segundo tipo son las estufas de policombustible que son como las estufas de pellets pero, además de pellets, pueden utilizar otros biocombustibles como son las cáscaras de almendras o los huesos de las aceitunas.

Debes tener en cuenta que necesitarás una salida de humos por donde saldrán algunos gases contaminantes a la atmósfera aunque en menor cantidad que los calefactores convencionales. También que necesitará una limpieza semanal para retirar las cenizas y evitar que se acumulen obstruyendo los conductos.


Como ves tienes varias opciones para reducir las emisiones de gases efectos invernadero de la calefacción en tu hogar, bien instalando un sistema que emita pocos gases o pasando a una energía eléctrica sostenible.

Y, si te gusta nuestro artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales para que podamos llegar a más personas y podamos, entre todos, evitar la crisis climática, porque el futuro no está escrito.