¿Conoces la agricultura regenerativa? Te contamos de qué se trata

La agricultura regenerativa

Si estás concienciado con la necesidad de cambiar nuestros hábitos de vida por un sistema de economía circular, sostenible y ecológico para ayudar a nuestro planeta a permanecer más sano, y con ello evitar la crisis climática, quizá ya sepas de qué se trata.

También puede que sepas que para ayudar a nuestro planeta es mucho mejor llevar una alimentación basada en productos que nos da el campo como frutas, verduras u hortalizas y reducir o eliminar la dieta basada en productos de origen animal. Si deseas saber cuáles son las razones puedes leer nuestro post. Sin embargo es importante que el cultivo de los productos vegetales y la cría de los animales para consumo se haga de una forma en que se dañe lo menos posible a la naturaleza y ahí es donde surge la agricultura regenerativa.

Qué es la agricultura regenerativa

La agricultura regenerativa es un tipo de agricultura y ganadería que se basa en la idea de que los bienes naturales no son inagotables y, por ello, es imprescindible cambiar las formas de cultivo y cría de ganado que se emplean en la actualidad. Los actuales sistemas de cultivo y ganado provocan la infertilidad de la tierra que es la base de la vida de todos los seres vivos.

Este cambio pasa por tener como base el cuidado de la madre tierra, principal idea sobre la que se sustenta. Se trata de un cambio de 180º en la forma de ver la naturaleza. Su visión de la naturaleza es la de un ente orgánico con vida y no como una máquina para producir nuestro alimento de manera inagotable.

Esta nueva concepción en vez de agotar los recursos naturales existentes, los aumenta. Se apoya en los procesos naturales para, de manera ecológica, reponer los nutrientes y el agua del suelo para que se puedan volver a producir alimentos sanos y naturales sin dañar nuestro planeta que es la base de nuestro sustento. Para ello, es necesario que exista una relación entre agricultores y ganaderos para dirigir sus actividades económicas hacia unas actividades sostenibles.

Por qué realizar una agricultura regenerativa

La agricultura tradicional agota los recursos naturales de los suelos además de producir mayores cantidades de gases efecto invernadero

La cada vez más creciente población mundial provoca un gran daño a nuestro planeta. Exceso de construcciones, mayores cantidades de bosques deforestados, aumento de los residuos y gases efecto invernadero, la necesidad de aumentar los espacios para cultivo y para cría de animales para alimentar a la sobrepoblación, consumismo, etc… Todo esto provoca que nuestro planeta esté sobreexplotado y que cada vez tengamos más cerca el fin de la vida en el mismo.

Por todas estas razones se hace inevitable dar una vuelta a nuestro sistema de vida en todos los ámbitos de la misma. Estamos provocando la destrucción de la presencia microbiológica, mineral y de material orgánico de la tierra, lo que afecta directamente a los cultivos.

Otro de los beneficios que ofrece este sistema de agricultura se basa en la recuperación del carbono. No solo es necesario evitar la emisión de carbono a la atmósfera, que en gran medida es provocada por la agricultura y la ganadería, sino que la tierra necesita recuperar el carbono orgánico que contiene y que es base para que el suelo sea más fértil y retenga mayor cantidad de agua. Esta recuperación de carbono orgánico se produce con la agricultura regenerativa.

Por todo ello es imprescindible devolver los componentes al suelo para conseguir el equilibrio y evitar el agotamiento de los recursos naturales. El objetivo de la agricultura regenerativa es conseguir un equilibrio a nivel mundial para que no se agoten los recursos naturales y la tierra se regenere de una forma más rápida a la velocidad en la que se extraen los recursos. Este tipo de agricultura también tiene como objetivo la rentabilidad de las explotaciones ganaderas y agrícolas.

Qué hace la agricultura regenerativa

Una de las técnicas que utiliza la agricultura regenerativa es la rotación del pastoreo para garantizar la fertilidad de los suelos

Basada en la permacultura, en la que se siguen los ritmos naturales medioambientales, y las prácticas agrícolas orgánicas, esta agricultura ecológica implementa diferentes sistemas de agricultura y ganadería para regenerar el terreno. Entre estos sistemas se encuentran la rotación de cultivos, los cultivos de cobertura, el cultivo de cereales en pastos perennes, la agricultura orgánica, el compostado, la rotación de pastoreo y los refugios móviles para animales, entre otros, para aumentar, de esta manera, la calidad de la capa superior de la tierra.

Es evidente que nuestra mentalidad y nuestra forma de trabajar actualmente en todas las áreas de la vida debe cambiar y adaptarse a los nuevos tiempos para parar o, en el mejor de los casos, revertir el calentamiento global. La agricultura y la ganadería tienen un papel fundamental en este proceso por lo que es imprescindible que realicen los cambios necesarios en sus procedimientos para acoger la agricultura regenerativa como una solución a la crisis climática, a la sobreexplotación de los terrenos y a la mala distribución del alimento en el mundo. Ya que se trata de un tipo de agricultura que produce alimentos sanos y nutritivos a precios asequibles y que no daña a la naturaleza.

¿Conocías lo que es la agricultura regenerativa? Puedes contárnoslo en los comentarios. Y, si te gusta nuestro artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales. Así llegaremos a más personas y podremos, entre todos, ayudar a evitar la crisis climática porque el futuro no está escrito.