Consumo sostenible de pescado. Otra forma de ayudar al planeta

Consumo sostenible de pescado

Aunque cada día más personas se suman a llevar una alimentación vegana, aún son muchas personas las que son vegetarianas u omnívoras. Esto hace que se siga realizando una captura excesiva de pescado y marisco en nuestros mares y ríos lo que está provocando un agotamiento de los recursos.

Es cierto que el pescado y el marisco es fuente de innumerables beneficios para la salud de las personas. Sin embargo, si seguimos realizando una alimentación en la que se incluye el pescado y el marisco debemos apostar por hacer un consumo sostenible de pescado.

¿Por qué hacer un consumo sostenible de pescado?

Se calcula que el 31% de las zonas pesqueras del mundo están sobreexplotadas y si nos centramos en la zona del Mar Mediterráneo, pasa a ser el 90% de las zonas las que están sobreexplotadas. Esto significa que estamos acabando con las poblaciones de peces, pescamos a mayor velocidad de la que los peces tienen para reproducirse por lo que llegará un día en el que hayamos acabado con ellos. Si bien para la alimentación del ser humano este hecho puede llegar a ser indiferente, ya que podemos subsistir sin consumir productos de origen animal, para el ecosistema marino y para nuestro planeta es una gran catástrofe.

Como hemos contado en varias ocasiones, todos los seres vivos, desde los más pequeños hasta los más grandes, son importantes para mantener un equilibrio en la vida de nuestro planeta y la gran cantidad de especies animales y vegetales que están extinguiéndose solo hacen confirmarnos el dato de que el ser humano está acabando con el planeta a pasos agigantados. Es cierto que durante todas las etapas de la vida de nuestro planeta han existido especies que se han extinguido de forma natural pero con nuestra intervención ese porcentaje aumenta de forma alarmante. Puedes leer nuestro post sobre la importancia de la vida silvestre, para saber de qué estamos hablando, aquí.

La pesca en la actualidad

En la actualidad cada año se pescan 26Tn de pescado y marisco de forma ilegal en todo el mundo

La pesca de arrastre puede acabar por destruir los fondos marinos además de ser la responsables de la mayor parte de las pescas no deseadas. Las pescas no deseadas llegan a ser de un 40% en todo el mundo, es decir, el 40% de todo lo que se pesca en el mundo acaba siendo desechado por los pescadores una vez capturado.

A todo esto se suma que cada año se pescan 26 toneladas de pescado y marisco de forma ilegal en el mundo.

En el mundo la forma de vida de alrededor de 800 millones de personas dependen de la vida de nuestros mares y hemos provocado la pérdida del 70% de la familia de peces que consumimos.

Desde el año 2013 la Unión Europea trabaja por asegurar la sostenibilidad en la pesca europea e internacional. Pero, como siempre te decimos, nuestro papel como consumidores es primordial para que el cambio se produzca. En nuestra mano está que el 100% sea un consumo sostenible de pescado para poder recuperar las especies en peligro de extinción y proteger nuestro entorno.

¿Qué es la pesca sostenible?

Para que la pesca sea sostenible debe conllevar un cúmulo de acciones que te detallamos a continuación:

  • Emplea métodos selectivos: esta medida evita que se pesque indiscriminadamente peces que no tengan el tamaño adulto así como especies amenazadas o que no tengan valor comercial.
  • Protege la fauna marina: respetando los ecosistemas marinos y adecuándose al ciclo reproductivo de los peces para mantener el equilibrio y garantizar la supervivencia de todas las especies.
  • Reduce la contaminación: ya que minimiza el consumo de energía, genera menos residuos y reduce el uso de químicos que dañan la capa de ozono.
  • Certifica la sostenibilidad de las capturas: mediante la creación de sellos internacionales.
  • Contribuye a la seguridad alimentaria: la pesca ilegal puede provocar intoxicaciones debido a la falta de controles en todo el proceso mientras que la pesca sostenible controla la seguridad de los consumidores.
  • Evita el despilfarro: en este tipo de pesca no se eliminan los ejemplares muertos sino que se emplean por ejemplo para elaborar harinas.

Conocer qué tipo de pescado estamos comprando

Tanto en pesca salvaje como en acuicultura existen sellos de sostenibilidad para información del consumidor

En España consumimos una media de 40Kg de pescado por habitante al año. Somos uno de los mayores consumidores de pescado y marisco del planeta. Tal es nuestro consumo que agotamos los recursos propios y luego tenemos que realizar importaciones de otros países para cubrir nuestra demanda de pescado y marisco. Por ello tenemos una responsabilidad con nuestro entorno y debemos asegurar que nuestro consumo es sostenible.

Para saber si estamos realizando un consumo sostenible de pescado tenemos que implementar las siguientes medidas:

  • Comprar sólo en lugares autorizados para garantizar que no se trata de especies capturadas de forma ilegal. Además, como hemos avanzado, así aseguras tu salud en su consumo.
  • Compra producto de temporada: al igual que ocurre con las frutas y verduras, el pescado y marisco también debe ser de temporada para que tu consumo sea sostenible. Para ello puedes emplear la Guía de Pescado de WWF en donde puedes buscar una especie para saber en qué temporada debes comprarla.

Más medidas

  • Nunca compres peces de menor tamaño al recomendado ya que esto impide que las especies se reproduzcan. Así evitas su extinción.
  • Solicita la etiqueta cuando vayas a realizar tu compra. Esta etiqueta es obligatoria por ley en la UE desde el año 2014. Si estás comprando productos de pesca salvaje debes buscar el sello MSC (también llamado sello azul) que garantiza que se trata de una pesca sostenible. Si por el contrario realizas compra de productos de acuicultura su sello de sostenibilidad es ASC.

¿Conocías estos sellos para realizar un consumo sostenbile de pescado? Puedes contárnoslo en comentarios. Y si te resulta interesante nuestro artículo puedes compartirlo en tus redes sociales. Así llegaremos a más personas y podremos, entre todos, ayudar a salvar nuestro planeta porque el futuro no está escrito.