¿Sabes cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera según los cambios en tus hábitos?



En nuestros anteriores artículos te hemos hablado de qué hábitos puedes cambiar en tu vida diaria para reducir tus emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera y así ayudar a evitar la crisis climática. Pues bien, en esta ocasión vamos a informarte cuantitativamente de las cantidades de emisiones que evitas con cada pequeño cambio que haces en tus costumbres.


1.- Usa siempre bombillas de bajo consumo:


Es cierto que las bombillas de bajo consumo son más caras que las incandescentes pero, como tienen una duración mucho mayor que puede llegar a ser de hasta 10 veces más, a la larga son más económicas porque tendrás que comprar menos unidades y además te ayudan a ahorrar en tu factura eléctrica. Si realizas el cambio de tus bombillas incandescentes por las de bajo consumo, ¿Sabes cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera con este gesto? Nada más y nada menos que 250Kg de CO2 cada año.


2.- Descubre cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera dejando el coche:


Si cambias el uso de tu coche particular por compartir coche o realizar tus trayectos andando, en bicicleta o transporte público puedes llegar a evitar la emisión de hasta 3.000Kg de CO2 anualmente.

Si te es imposible optar por una de estas opciones que te damos para realizar tus trayectos y debes seguir utilizando tu coche particular, también puedes reducir tus emisiones si llevas siempre los neumáticos con la presión adecuada, utilizas un aceite de motor con poca viscosidad, llevas las ventanillas subidas en tus trayectos, no calientas el coche antes de comenzar a circular, no llevas el portaequipajes si no lo vas a utilizar y no corres más de lo permitido. Además, si tienes pensado cambiar de coche, opta por uno de bajo consumo para ahorrar en emisiones y en tu bolsillo.


Descubre cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera evitando la secadora
Secar tu ropa al aire libre no solo te ayuda a evitar la amision de CO2 a la atmósfera, también es mejor para tus prendas y tu bolsillo

3.- Evita utilizar la secadora:


Siempre que sea posible debes secar la ropa al aire libre y no utilizar la secadora, ya que con un único ciclo de secado se emiten hasta 3Kg de CO2 a la atmósfera. Así que calcula, según las secadoras que pones en el año, la cantidad de CO2 que puedes dejar de emitir a la atmósfera así como el ahorro que obtendrás en tu factura eléctrica. Además, el uso de secadora estropea la ropa al quitarle fibras por lo que, evitando la secadora, podrás tener tu ropa en buen estado durante más tiempo.


4.- Apaga las luces:


Si siempre que sales de una habitación apagas la luz y solamente la enciendes cuando es realmente necesario, aprovechando al máximo la luz natural, podrás evitar la emisión de hasta 300kg de CO2 cada año. Es realmente sorprendente cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera con este simple cambio de hábitos.


5.- Apaga los stand by de tus electrodomésticos:


Si utilizas una regleta con interruptor para enchufar tus electrodomésticos y los apagas cuando no los estás utilizando, para evitar el consumo del stand by, podrás evitar la emisión de más de 300kg anuales de CO2 además del ahorro que obtendrás en tu factura de la luz por el consumo de energía perdida.

Otro buen hábito consiste en apagar todos los electrodomésticos que no se vayan a utilizar cuando te vayas de vacaciones, verás el ahorro en tu factura y evitarás las emisiones.


6.- Conoce cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera simplemente teniendo en cuenta la ubicación de tu frigorífico:


Coloca tu frigorífico en la zona más fresca de tu cocina evitando colocarlo cerca de otros electrodomésticos, ya que emiten calor durante su funcionamiento y provocan que el frigorífico deba consumir más energía para mantener la temperatura. Con este pequeño cambio podrás ahorrar hasta 150Kg de emisiones anuales. Además, si cuando necesites cambiarlo por uno nuevo eliges uno que sea de bajo consumo, podrás incrementar el ahorro de emisiones en más de 200Kg al año.


7.- Ahorra agua:


Si ahorras agua en casa también podrás evitar tus emisiones de gases a la atmósfera además de evitar la desertización de nuestro planeta. Por ejemplo, sólo por el pequeño acto de cerrar el grifo mientras te lavas los dientes, puedes ahorrar 3kg de CO2 cada año y si cierras bien todos tus grifos a los reparas en caso de que goteen, el ahorro de emisiones puede llegar hasta los 20kg anuales.

Otra forma es instalar en tu ducha reductores de caudal y mangos hidroeficientes con los que puedes llegar a evitar la emisión de 230Kg por cada persona al año.


¿Sabes cuánto ci2 dejas de emitir a la atmósfera utilizando papel reciclado?
Utilizar papel reciclado es ayudar a disminuir la emisión de CO2 a la atmósfera

8.- Utiliza papel reciclado. No sabes cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera:


¿Sabías que la producción de papel reciclado provoca un 30% menos de gases efecto invernadero que la producción del papel normal? Por no hablar de que utilizando papel reciclado evitamos la tala indiscriminada de bosques. Así que ya sabes, utiliza papel reciclado y aprovéchalo al máximo utilizándolo por ambas caras.


9.- Separa y recicla tus residuos:


¿Sabes cuánto CO2 dejas de emitir a la atmósfera separando correctamente tus residuos y depositándolos en el contenedor adecuado? Puedes evitar el CO2 que se emite a la atmósfera en la fabricación de nuevos envases o productos ya que, si la producción de los mismos se realiza con material reciclado en lugar de con materiales nuevos, se reduce esa emisión. Así tenemos que para producir 1kg de latas de aluminio se ahorran 9Kg de gases si se realiza con aluminio reciclado; en el caso del plástico tenemos una reducción de 1,5Kg por cada kilo producido; si el producto a fabricar es de cristal, la reducción es de 300gr por kilo y si se trata de papel la reducción es de 900gr por cada kilo, eso sin tener en cuenta que si no separamos el papel de la basura orgánica acabará por emitir gas metano a la atmósfera al descomponerse en el vertedero.

Ahora ya sabes cuántos kilos de CO2 puedes evitar enviar a la atmósfera cada año con pequeños gestos que hagas en tu día a día para así evitar la crisis climática ¿te animas?