Febrero sin supermercado. Una iniciativa para ser más sostenible


Hace unos días leí una noticia sobre una iniciativa que hace unos años se implantó en Suiza para ser más sostenible y apoyar al negocio local. Investigando por España la verdad es que me ha costado encontrar seguidores de esta iniciativa tan interesante hasta que localicé el blog de vidaypimienta.com donde explica cómo lo llevó a cabo en la pasada edición del año 2020.

Esta iniciativa llamada febrero sin supermercado es desconocida aún en nuestro país. No se trata de una iniciativa a nivel mundial como la de julio sin plástico. Si quieres saber en qué consiste este otro movimiento puedes leerlo en nuestro post aquí. Sin embargo nos parece que se trata de un movimiento que debe ser tenido en cuenta para hacer nuestra vida un poquito más sostenible.

Por qué febrero sin supermercado

Es importante aclarar que no se trata de dejar de comprar en todo tipo de supermercados sino que debemos potenciar las compras en los negocios locales antes que en las grandes superficies. Es decir, si queremos unirnos a esta iniciativa y apoyar a los negocios locales, no debemos dejar de comprar en los pequeños supermercados de barrio ni tiendas de ultramarinos. Tampoco en las pequeñas cadenas locales de supermercados. La idea consiste en dejar de comprar, durante el mes que dura la campaña, en las grandes cadenas de supermercados para potenciar las compras en los pequeños negocios.

Por qué comprar en los negocios locales

Aunque pueda parecer que si dejamos de comprar en una gran superficie y pasamos a comprar en los pequeños comercios al final no estamos consiguiendo nada, no es así.

Si dejas de comprar durante un mes en una gran superficie ésta no va a notar prácticamente la diferencia, sin embargo, si durante un mes haces tus compras en los negocios locales y de proximidad, esas personas que regentan esos negocios sí van a notar la mejoría.

Tienes que pensar que los dueños de los negocios locales son esos autónomos que hacen mucho bien por su localidad. Ellos son los que pagan impuestos en tu región para aumentar la calidad de vida de la misma. También contratan a personas de la zona por lo que ayudan a los propios vecinos a mejorar sus vidas.

Cuando haces tus compras en los negocios locales y de proximidad puedes disfrutar de un trato más directo y personal.

Si decides unirte al movimiento febrero sin supermercado y empiezas a realizar tus compras en los negocios locales podrás notar la diferencia en la atención que te brindan. En los negocios locales tienes un trato más directo y personalizado, es más, suele ser más fácil encontrar lo que buscas porque, aunque no lo tengan, muchas veces hacen gestiones para conseguirte lo que les pides. Piensa que estas personas viven de sus clientes y el trato debe ser lo más exquisito posible para mantenerlos.

Más sostenible

Hacer la compra en los negocios locales y de proximidad es más sostenible porque los pequeños negocios suelen realizar sus compras también en empresas cercanas ya que, al comprar menor cantidad de género, no les es posible asumir los costes de los transportes de las mercancías desde zonas lejanas. De esta forma siguen dando valor a nuestra región frente a otras zonas o países.

En las grandes superficies encontramos muchos productos envasados con materiales contaminantes y es difícil poder hacer uso de tus propios envases reutilizables.

Otra de las razones por las que son más sostenibles es porque en este tipo de establecimientos es más fácil poder incorporar tus rutinas ecológicas como puede ser llevar tus propias bolsas para las frutas y verduras, tus envases reutilizables para carnes y pescados, etc.. Actos que muchas veces en grandes supermercados es imposible ya que nos venden todo envasado en recipientes de materiales contaminantes y no hay opción de llevar nuestros propios envases. O porque sus normas internas no lo permiten.

La importancia del negocio local

Si quieres conocer más razones por las que es más sostenible comprar en los negocios locales y de proximidad, puedes leer nuestro post donde de hablábamos sobre ello.

Debemos ser conscientes que si dejamos de comprar en los negocios locales acabarán por extinguirse y miles de personas no tendrán como ganarse la vida dignamente.

Piensa por un momento en tu barrio o localidad y ahora imagínalo sin negocios locales y únicamente con grandes superficies. Las calles dejarán de estar vivas, no podrás ir mirando escaparates a tu paso ni podrás hablar del tiempo mientras haces tus compras con el tendero o tus vecinos. Los barrios se convertirán en zonas de paso únicamente para ir a casa a descansar. Qué triste ¿verdad? Los negocios locales son los que dan vida a las calles y debemos cuidarlos como podamos.

Quizá pienses que, si realizas tus compras en los pequeños negocios puedan salirte más caras. Puede que sea cierto ya que los pequeños negocios no pueden competir con empresas gigantes que compran toneladas de alimentos. Sin embargo si se trata de por ejemplo ropa, preferirás llevar algo más exclusivo que una prenda que lleve todo el mundo ¿verdad? Sólo es cuestión de plantear de otra manera tu visión de la situación.

También puedes probar este mes y ver si puedes seguir llevando a cabo esta iniciativa el resto del año o únicamente apoyar a los negocios locales un mes al año. Porque cada pequeño cambio es importante.

Nosotros nos unimos a esta iniciativa de febrero sin supermercado ¿y tú? Puedes contárnoslo en los comentarios. Y, si te gusta nuestro artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales. Así llegaremos a más personas y podremos, entre todos, reducir nuestra huella climática porque el futuro no está escrito.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *