Joyería sostenible. La importancia para el cuidado del planeta


Parece que poco a poco nuestra sociedad está más concienciada con la crisis climática y la importancia de cuidar nuestro planeta para revertir los daños que le estamos haciendo a nuestro entorno.

Sin embargo hay un área de nuestra vida en la que pocas personas pensamos a la hora de hacer un consumo más sostenible. Se trata de la joyería. Hoy vamos a explicarte qué es la joyería sostenible y su importancia para el cuidado del planeta.

Puede ser cierto que la compra de joyas no es algo que se haga a diario. A no ser que seas multimillonario no creemos que sea un habitual en el carro de tu compra. Sin embargo es importante también con estos productos pasar a una compra sostenible y ecológica.

La extracción de las materias primas

Este es un tema en el que podríamos extendernos muchísimo. Sin embargo vamos a hacer un paso por los puntos más importantes sobre el daño que se provoca en la extracción de las materias primas para producir las joyas.

Una de las principales materias primas para la confección de joyas es el oro. Este metal precioso procede del interior de la tierra. Para su obtención es necesaria la extracción a través de minas. Aunque el oro no se emplea únicamente en el sector joyero, ya que también forma parte de inversiones privadas, compra por parte de Bancos Centrales y empleo en la tecnología, sí que constituye más del 50% del uso que se le da a las cantidades extraídas.

Los países que más oro extraen son China, Australia y Rusia, por este orden. El 20% de la minería de oro del mundo es artesanal y de esta el 95% es minería informal.

Las extracciones de metales preciosos provocan grandes impactos en la naturaleza

La minería formal o legal es la que está controlada por cada Estado y, por ello, su impacto en el medio ambiente es conocido y controlado. Por otra parte, la minería informal se produce en zonas donde está permitida la actividad minera pero las organizaciones que la realizan no están sujetas a las normativas de los países. En último lugar tenemos la minería ilegal, esta se realiza en áreas en las que no está permitida la minería.

Por qué realizar una joyería sostenible

La explotación de metales preciosos como el oro o la plata es el causante de la destrucción de paisajes, la contaminación del agua, la destrucción de los ecosistemas y formas de vida. Producen residuos tóxicos que, en multitud de ocasiones, son vertidos al agua destruyendo toda vida a su paso. Cuando la minería es más sostenible realiza presas para los vertidos pero no es solución definitiva ya que los metales pesados son filtrados a las aguas subterráneas produciendo igualmente la contaminación de ríos y mares y la muerte de sus habitantes.

También encontramos que se emplea cianuro y mercurio líquido para la extracción del oro y la plata. Estos productos son muy tóxicos y dañan la salud de los trabajadores. Además, cuando el mercurio llega a la atmósfera acaba por contaminar ríos, lagos y océanos aún a grandes distancias por lo que también acaba con la vida de los seres que los habitan. De la misma forma contamina el suelo dañando la vida vegetal y animal cercana a la extracción.

Otro punto importante a comentar es la gran cantidad de agua que se consume en la extracción de los metales y las elevadas emisiones de dióxido de carbono que emiten a la atmósfera. Sólo para la obtención de un gramo de oro se necesitan 2.500 litros de agua y se generan 2,5 toneladas de deshechos. Además se emiten a la atmósfera 20 kilos de CO2. Quizá debamos pensar mejor cuando vayamos a comprar una joya si compensa todo el daño que hacemos a nuestro planeta o es mejor comprar una pieza sostenible.

Qué es la joyería sostenible

Los nuevos diseños de joyas favorecen la reutilización de los metales y piedras preciosas para la producción sostenible de joyas

La joyería sostenible es en la que se trabaja con responsabilidad bajo normas ecológicas. Ella se basa en el reciclaje de metales como el oro o la plata para la producción de nuevas piezas, así como la reutilización de piedras preciosas o el empleo de gemas sintéticas.

En este tipo de joyería no se emplea materia prima procedente de animales o vegetales en peligro de extinción como puede ser el marfil, coral y el ébano entre otros.

Su principal idea es la de crear conciencia sobre la importancia de cuidar nuestro entorno promoviendo la conservación de la biodiversidad de especies y la salud de las aguas y los suelos.

También emplean metales nuevos pero procedentes de la minería artesanal donde se emplean estándares laborales de comercio justo. Si quieres saber más sobre el comercio justo puedes leer nuestro artículo aquí. Además la extracción de los metales preciosos como el oro o la plata se realiza sin emplear químicos tan contaminantes como el cianuro y el mercurio.

No debemos pensar que al comprar joyería sostenible estamos comprando productos de menor calidad ya que, aunque proceda de materias primas recicladas, estos productos tienen los mismos sistemas de calidad y control de pureza que las piezas realizadas con materias primas directas.

Afortunadamente la joyería ética y sostenible es ya una realidad. Podemos encontrar joyas ecológicas tanto en grandes empresas como en artesanos pequeños. Como ya sabrás, si nos lees asiduamente, siempre recomendamos hacer las compras en los negocios pequeños y de proximidad para ser más sostenible. Si lo deseas, puedes leer las razones aquí.

Y ahora dinos ¿Conocías la joyería sostenible? Puedes contárnoslo en comentarios. Y si te resulta interesante nuestro artículo puedes compartirlo en tus redes sociales. Así llegaremos a más personas y podremos, entre todos, mejorar la salud de nuestro hogar porque el futuro no está escrito.