La importancia de la educación sobre cambio climático en la escuela


El cambio climático es la mayor crisis a la que nos enfrentamos en la actualidad. Es cierto que en estos momentos estamos inmersos en una gran pandemia mundial que afecta a los seres humanos pero el cambio climático afecta a todo el planeta. Insectos, aves, mamíferos, peces, plantas…. Todos estamos afectados por el cambio climático y por ello es imprescindible que se eduque desde las escuelas. Ya que la educación es la única manera de parar esta crisis climática.

Afortunadamente, la nueva Ley de Cambio Climático aprobada en España el pasado año, y de la que ya te hablábamos en nuestro post, representa la importancia de la educación sobre cambio climático en la escuela. Por ello, ha incluido una enmienda con la obligatoriedad de incluir planes de educación ambiental en colegios, institutos y universidades.

Nuevos objetivos de la ley de cambio climático

Uno de los grandes cambios de esta actualización de la ley es la obligatoriedad reducir las emisiones en mayores porcentajes a los anteriormente pactados.

Con respecto a la aprobada el pasado año, en la actualidad, se han actualizado algunos porcentajes para lograr hacer más eficaz esta ley.

Se ha elevado de un 20 a un 23% la reducción de emisiones de gases efecto invernadero que se deben reducir para el año 2030, respecto a las emisiones del año 1990.

De la misma forma se eleva de un 70 a un 74% la participación de las energías renovables en el consumo de electricidad para el año 2030. Si quieres saber más sobre las energías renovables y su impacto en el medio ambiente, puedes leer nuestro post aquí.

También se incrementa de un 35 a un 42% la cuota de participación en energías limpias en el consumo final energético y de un 35 aun 39,5% la reducción del consumo de energía primaría, ambos para el año 2030.

La importancia de la educación sobre cambio climático

En cualquier área de la vida la educación es esencial. Si hablamos del cambio climático se hace aún más importante debido a que tenemos que afrontar esta crisis con todos los recursos de los que disponemos tanto en la actualidad como en las décadas futuras.

La educación ayuda a niños y jóvenes a entender, para poder abordar, las consecuencias del calentamiento del planeta. De esta manera pueden encaminar sus conductas hacia un sistema de vida sostenible. De la misma forma su educación es imprescindible para concienciar en sus propias familias sobre la importancia del cuidado del planeta. Ya que son ellos, niños y jóvenes, los que van a vivir, con más crudeza, los efectos de la crisis climática si no somos capaces de revertir el daño que, hasta este momento, hemos causado en la naturaleza.

La nueva ley sobre cambio climático actualizada y aprobada este mismo mes aborda de una forma transversal la emergencia climática y la incluirá en los planes de educación de colegios, institutos e universidades. De esta forma alumnos y profesores recibirán formación en sostenibilidad. Se pretende que, de alguna forma, la crisis climática esté presente en las asignaturas de todos los niveles académicos. Para ello se impulsarán acciones, por parte del Gobierno, que garanticen una adecuada formación al respecto del profesorado.

Se realizará una revisión de los planes de estudios actuales de las Universidades para que sus contenidos se adapten a la situación actual de crisis climática. De la misma manera se impulsa un cambio en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales de las ofertas formativas para que se puedan crear nuevos perfiles profesionales adaptados a un nuevo modelo energético y social basado en la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Una ayuda al planeta

Si todos colaboramos en cuidar nuestro entorno lograremos reducir las emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera.

Como podrás ver esta nueva ley y sus nuevas modificaciones aprobadas nos acercan un poco más a que nuestra economía y nuestra vida sean más sostenibles. Sin embargo estas medidas no evitan la contaminación y el deterioro de la naturaleza. Nosotros seguimos teniendo en nuestras manos incrementar estos porcentajes de reducciones de emisiones si realizamos un consumo eficiente. Contrataciones con empresas sostenibles, compras a granel, reducción de nuestros residuos, reciclaje, evitar el consumismo, evitar los medios de transporte contaminantes, etc… Multitud de medidas que podemos tomar para reducir nuestra huella de carbono y ayudar a nuestro planeta.

¿Te unes al reto? Puedes contárnoslo en comentarios. Y si te resulta interesante nuestro artículo puedes compartirlo en tus redes sociales. Así llegaremos a más personas y podremos, entre todos, cuidar de nuestra Madre Tierra porque el futuro no está escrito.