La nueva Ley sobre el Cambio Climático aprobada por el gobierno

En España hemos dado un pasito más para intentar evitar el cambio climático


Ya ha sido aprobado en Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley sobre Cambio Climático y Transición Energética de España. Dicho anteproyecto sigue las directrices a las que obliga la Comisión Europea sobre el uso de plásticos de un solo uso. En este artículo pasamos a detallarte los cambios a los que nos enfrentamos los españoles en materia ecológica, un pasito más para intentar paliar, entre todos, la huella ecológica que generamos y evitar el cambio climático.


Se ha dado luz verde a la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), también llamada “España Circular 2030”. Esta detalla la forma en la que vamos a pasar de la economía lineal, que es la que venimos empleando hasta ahora, a una economía circular para el año 2030, impulsando así un nuevo modelo de producción y consumo en el que el valor de los productos, materiales y recursos se mantengan durante el mayor tiempo posible para minimizar la cantidad de residuos generados por su poca durabilidad y evitar así el cambio climático.. Si deseas ampliar información sobre la economía circular puedes ver nuestro blog donde te detallamos en qué consiste.


La EEEC marca los objetivos de los próximos diez años tanto a nivel general como a nivel particular en 6 sectores principales de la economía como son: textil y confección, turismo, bienes de consumo, construcción y demolición, agroalimentación e industria. Sectores clave en la generación de gases efecto invernadero. Con ello pretende desarrollar una industria española centrada en el reciclaje para combatir el cambio climático.


Junto con esta EEEC, se ha aprobado el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados donde se dan pautas sobre el empleo de plásticos de un sólo uso y microplásticos. También se ha aprobado un real decreto para mejorar la trazabilidad y el control de los traslados de residuos.


“España Circular 2030” marca como principales objetivos reducir un 30% el consumo nacional de materiales de producción, mejorar un 10% la eficiencia del uso del agua y reducir un 15% la generación de residuos respecto al año 2010 para conseguir bajar las emisiones de gases efecto invernadero, generadas por los residuos, por debajo de 10 millones de toneladas en el año 2030.


A continuación tratamos más a fondo los apartados más importantes:


1.- Plásticos:


Gracias a la nueva Ley sobre el Cambio Climático, quedará prohibida la fabricación y venta de vasos de plástico de un solo uso
Quedará prohibida la fabricación y venta de artículos de plástico de un solo uso

Incluye medidas como la creación de un depósito separado únicamente para botellas de agua a partir del año 2025, el cobro al cliente por cada vaso térmico para llevar y su tapa a partir del 2023, la prohibición de fabricación y venta de artículos de plástico de un sólo uso como bastoncillos de los oídos, pajitas, vasos, platos y cubiertos de plástico a partir de julio de 2021. Así como a los artículos fabricados con poliestireno expandido o plástico oxodegradable y el uso de microplásticos en cosméticos y detergentes.

Se añade la prohibición de que los productos de consumo inmediato sean envueltos o colocados en cajas o envases a no ser que se trate de envases fabricados con materiales biodegradables. Los tapones y tapas deberán quedar sujetos a los botes y el plástico, que no sea de un solo uso que desaparecerá, deberá de ser fabricado con un mínimo del 25% de material reciclado.


2.- Comida:


Este apartado se engloba dentro del paquete de economía circular aprobado. Debido a que un 80% de los hogares españoles desperdicia comida, se ha fijado como objetivo reducir a la mitad el desperdicio de comida en los hogares y el consumo minorista. Entre productores y distribuidores, la disminución será de un 20%.

Se pide que se realice una mayor donación de alimentos para consumo humano o para fabricación de piensos según se trate de alimentos en buen estado de consumo o no.

Se pretende preparar un real decreto para control de desechos, con un registro de producción y un sistema de depósito, devolución y retorno de envases.


3.- Agua:


Dentro de esta medida se encuentra la obligación por parte de los negocios de restauración de ofrecer agua del grifo gratuita a los clientes, aunque éstos podrán seguir solicitando agua embotellada, para reducir el consumo de agua embotellada que se produce en España con el consiguiente ahorro de envases.


4.- Reutilizar ayuda a detener el cambio climático:


Para incentivar la reutilización de los productos, esta Ley exige que el 10% de los residuos municipales sean destinados a su reutilización, sobre todo los productos cuya vida útil puede alargarse como son los electrodomésticos, aparatos electrónicos, muebles y textiles.

Para el año 2025, los municipios deben llegar a reciclar un mínimo del 55% de sus residuos, porcentaje que deberá ir aumentando año tras año.

A partir del año 2022, los municipios que cuenten con más de 5.000 habitantes, deberán hacer una separación de basura más específica, habilitando contenedores separados para productos textiles, biológicos, aceites y productos peligrosos. Para los municipios de menos de 5.000 habitantes, la obligatoriedad comenzará en el año 2023.


5.- Multas:


Se contemplarán multas por el vertido de residuos en la naturaleza
La nueva Ley sobre el cambio climático contempla multas por el vertido de residuos en la naturaleza

También contempla el aumento de multas por el vertido de residuos en la naturaleza pudiendo llegar a los dos millones de euros. Además, a partir de 2021, estará prohibido destruir el stock o excedente de juguetes, aparatos electrónicos o ropa. Esta ley se espera esté aprobada a finales de este año o principios de 2021.


Con todas estas medidas, la voluntad de España es “impulsar una auténtica revolución verde de cara a la reconstrucción de la pandemia” mediante la mejora de la competitividad de la economía y la generación de empleo de calidad a la vez que se combate el cambio climático.