Ropa ecológica y sostenible: Otra forma de llevar una vida más ecoeficiente

Ropa ecológica y sostenible: Otra forma de llevar una vida más ecoeficiente


Cuando hablamos de que hay que llevar una vida más ecológica para así, entre todos, conseguir evitar las emisiones de CO2 a la atmósfera y, con ello, evitar el cambio climático, pocas personas incluyen en esa forma de vivir la ropa ecológica y sostenible. Y suele olvidársenos que también es una parte importante para ayudar a cuidar el medio ambiente ya que la industria textil es la segunda industria más contaminante del planeta después del petróleo. Debemos aprender a llevar una vida más coeficiente y por ello, en este artículo vamos a hablarte sobre los cambios que puedes hacer en la forma en que compras tus prendas de vestir.


Cada vez más personas en el mundo se están decantando por consumir productos de moda que sean éticos y sostenibles. Es por ello que cada vez también más empresas están incorporando, en el catálogo de productos de su negocio, prendas de vestir confeccionadas bajo los criterios de un comercio justo (en el que para su confección no se realice una explotación de las personas), creando así ropa ecológica y sostenible.

La ropa ecológica y sostenible son aquellas prendas en las que su proceso de producción es artesanal o emplean materiales ecológicos, que pueden ser orgánicos o reciclados, para tener un mínimo impacto sobre el medio ambiente tanto en su confección como en su posterior desecho.

Si miramos los tipos de materiales sostenibles que existen para realizar prendas de vestir, en la actualidad, podemos encontrar los siguientes:


El algodón orgánico es uno de los materiales con los que se puede fabricar ropa ecológica y sostenible
El algodón orgánico es uno de los materiales con los que se puede fabricar ropa ecológica y sostenible

1.- Algodón orgánico:


Se trata de aquel algodón que ha sido cultivado sin emplear pesticidas, en el que no se utilizan tintes ni agentes tóxicos en su confección, por lo que su utilización produce un bajo impacto ambiental además de ser un material hipoalergénico. Lamentablemente, hoy día, tan solo el 1% del algodón empleado en la industria textil es ecológico. Así que ya sabes, mira muy bien las etiquetas de las prendas antes de adquirirlas para asegurarte que estás comprando ropa ecológica y sostenible.


2.- La fibra de bambú también se usa para fabricar ropa ecológica y sostenible:


Las personas que estamos preocupadas por el cambio climático y procuramos llevar una vida cero residuos ya conocemos el bambú. Y sabemos que podemos encontrarlo en multitud de utensilios que necesitamos para nuestra vida diaria, como es el menaje desechable o los cepillos de dientes, por poner algún pequeño ejemplo. Pues bien, en la industria textil también ha entrado, y para quedarse, ya que se cultiva sin pesticidas, no emplea mucha agua en su cultivo, crece rápidamente y es muy duradero, por lo que su uso en la moda nos garantiza ropa ecológica y sostenible.


El bambú también se usa en la industria textil para fabricar ropa ecológica y sostenible
El bambú también se usa en la industria textil para fabricar ropa ecológica y sostenible

3.- Otros materiales con los que se fabrica ropa ecológica y sostenible:


Aquí podemos aunar otros materiales que, aunque en menor proporción, también empiezan a utilizarse en la industria textil sostenible, como son: el cuero vegetal, el lino orgánico, el poliester o nylon reciclado o incluso empleando frutas como la naranja o la piña, así como sacos de café reciclados para la confección de la ropa. La idea es tanto utilizar materiales sostenibles como evitar los residuos reciclando materiales.

Podemos pensar que si ya se ha fabricado la ropa con materiales no ecológicos podemos comprarla sin problemas porque “el daño ya está hecho”, pero hay que saber que cada vez que lavamos una prenda de fibras sintéticas, como es el poliester que se trata de un derivado del petróleo, se sueltan en cada lavado microfibras que acaban por contaminar nuestros océanos con microplásticos tan peligrosos para el ecosistema marino.


Consumo responsable con nuestra ropa


Además de conocer todos estos nuevos materiales que comienzan a emplearse en la confección de las prendas de vestir e intentar adquirir, siempre que tengamos la posibilidad, ropa ecológica y sostenible. Debemos recordar que nosotros, como usuarios, tenemos que realizar un consumo responsable también en nuestra ropa. Para ello, el primer paso es pensar muy bien antes de comprar si efectivamente lo necesitamos y lo vamos a usar. Ya que, en multitud de ocasiones, compramos prendas que acabamos por ni tan siquiera estrenar ocupando únicamente un espacio en nuestro armario.

Otro punto pasa por no desechar a la primera de cambio una prenda porque ha pasado de moda, sino que debemos intentar darle una segunda vida mediante su rediseño. O, en caso de no ser posible, donándola a otras personas que la necesiten, para que no acaben en los vertederos donde estarán contaminando nuestro mundo. Porque ¿sabias que se venden alrededor de 800.000 prendas de vestir al año en todo el mundo y ello genera el 20% de los tóxicos que se vierten en nuestras aguas?. También debemos evitar comprar esos productos que son baratos por ser de baja calidad porque no tendrán una vida duradera y nos obligan a tener que seguir consumiendo nuevas prendas rápidamente.


Otra forma en la que podemos ser sostenibles


Por último, pero no por ello menos importante, otra forma en la que podemos ser sostenibles mientras compramos nuestra ropa se basa en hacer las compras en los negocios de proximidad y procedentes de fábricas de nuestro entorno. Ya que, comprando en ellos, podemos combatir el cambio climático a la par que colaboramos en la riqueza de nuestra propia región. Si quieres ampliar información sobre este tema, visita nuestro artículo sobre por qué debemos consumir en los negocios locales.