Todo lo que debes saber sobre la congelación de los alimentos


La congelación es uno de las formas para conservar nuestros alimentos durante más tiempo y así evitar el desperdicio de alimentos. De esta forma ahorras al evitar las pérdidas. También es importante para ayudar al planeta reduciendo los gases efecto invernadero que la descomposición de los alimentos produce.

Sin embargo no todos los alimentos pueden ser congelados ni todos se congelan de la misma manera. Por ello, en nuestro artículo de hoy vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la congelación de alimentos ¿Preparados? Pues allá vamos. Antes de comenzar debes saber que no solo los alimentos que ya compras congelados en la tienda son los que van a tu congelador sino que los frescos y cocinados por tí pueden también conservarse congelados.

Aunque siempre es preferible consumir los alimentos frescos o recién preparados la verdad es que no siempre es posible. El estilo de vida que llevamos hoy día en el que no tenemos casi tiempo para cocinar nos lleva a la necesidad de dedicar un día a preparar las comidas de toda la semana y tener que almacenarlas. Aunque este sistema de cocinar en un solo día también es una buena opción si queremos ser más sostenibles en nuestro hogar.

Cuando preparas todas las comidas necesarias para la semana en un solo día, haces una compra más real por lo que aprovechas mucho más los alimentos. De esta forma evitas que se queden almacenados hasta que acaban estropeados.

Para llevar este sistema de preparación únicamente tienes que organizar semanalmente las comidas que vas a preparar y, con ello, la lista de la compra correspondiente. De esta manera gestionas mucho mejor tus compras y ahorras dinero.

Si no empleas este sistema o aun así te sobran alimentos aquí tienes todo lo que debes saber sobre la congelación de los alimentos para aprovecharlos al máximo.

Por qué congelar los alimentos

Es importante congelar los alimentos a una temperatura adecuada para que, durante su conservación, mantenga sus propiedades

El proceso de congelación de alimentos es uno de los sistemas de conservación que permite que éstos permanezcan en buen estado de consumo durante más tiempo. Con ello se conservan los nutrientes y propiedades de los alimentos ya que los microorganismos responsables de su caducidad no pueden reproducirse a esas temperaturas.

Para que esto ocurra debemos congelar los alimentos por debajo de -18ºC para que los patógenos queden en estado latencia lo que hace que los alimentos permanezcan en perfecto estado. Es importante que si la temperatura de nuestro congelador sube por alguna avería consumamos los alimentos lo antes posible para evitar posibles intoxicaciones. Y si, por alguna razón, el alimento es descongelado no puede volver a congelarse.

El momento de descongelarlos también es importante para que mantengan todas sus propiedades y sabor. Por ello lo mejor es hacerlo sin cambios bruscos de temperatura y para ello nada mejor que descongelarlos en el frigorífico. Además ¿sabías que si descongelas los alimentos en el frigorífico consumirás menos electricidad debido a que el frío de los congelados colabora en la bajada de temperatura del frigorífico? Así que ya sabes este proceso es bueno para mantener las propiedades de los alimentos congelados y para reducir tu factura eléctrica.

Alimentos que puedes congelar

La mayoría de los alimentos pueden ser congelados. Unos pueden congelarse crudos y en otros es mejor hacerlo ya cocinados. Por ejemplo en el caso de las patatas deben congelarse ya cocinadas, todos conocemos hoy en día las patatas congeladas que vienen con una pequeña cantidad de fritura para puedan mantener sus cualidades durante la congelación.

Por otro lado,en el caso de que las patatas estén cocidas al descongelarlas quedarán con una textura arenosa. En este caso te recomendamos que las almacenes en un bote de cristal y al vacío, así quedarán como recién hechas.

También tenemos el caso especial de los huevos. Los huevos pueden ser congelados pero no en su estado original. Es decir, antes de congelarlos debes sacarlos de la cáscara y pasarlos a un recipiente en el que puedan almacenarse como una cubitera o similar. Otra opción es congelarlos ya batidos.

No es muy recomendable congelar los huevos ya cocidos pero, si optas por esta opción, debes saber que es necesario eliminar la cáscara para que no estalle en el congelador. Además, la clara cocida congelada queda chiclosa pero si aún así quieres congelarlos lo mejor es que lo hagas picados en trocitos pequeños para que luego no se note.

Otros alimentos con los que tienes que tener precaución al congelarlos son las verduras. Si van a ser consumidas frescas es mejor no congelarlas. Si por el contrario las vas a consumir ya cocinadas podrás congelarlas sin problemas. Tampoco es buena solución congelar las que tienen mucha agua como puede ser la lechuga o el pepino. Otra forma de congelar tus verduras para que queden en perfectas condiciones es ya escaldadas.

La mejor forma de congelar los alimentos

Para que los alimentos congelados se conserven con la mayor calidad es necesario seguir una serie de indicaciones que te detallamos a continuación:

  • La temperatura:

Como hemos indicado anteriormente es imprescindible para una buena conservación que la temperatura permanezca por debajo de los -18ºC. Para que nuestro congelador pueda alcanzar esas temperaturas debe ser de 3 estrellas o superior.

Antes de congelar los alimentos deben protegerse para evitar que acaben resecos y quemados. Para ello nada mejor que introducirlos en un recipiente de cristal
  • Cubre los alimentos:

En el congelador los alimentos se resecan y se queman. Para evitarlo y que se conserven en buenas condiciones introdúcelos dentro de un recipiente apto para congelador. Además, de esta forma podrás poner la fecha en la que los has guardado para evitar que pase mucho tiempo hasta su consumo. Y no los llenes mucho, los alimentos cuando se congelan aumentan su tamaño. Este aumento depende de la cantidad de agua que contengan así que no lo llenes hasta arriba.

  • No los dejes hasta el infinito en tu congelador:

Aunque es cierto que los alimentos congelados pueden pasar mucho tiempo en tu congelador este tiempo no es infinito. En general lo mejor es que ninguno de ellos pase más de 9 meses congelado antes de ser consumido.

  • No congeles en caliente:

Para evitar un consumo excesivo de electricidad y estropear otras comidas que se conserven en tu congelador debes congelar los alimentos cocinados una vez dejen de estar calientes. Si introduces los alimentos calientes harás que el congelador pierda temperatura con lo que el resto de alimentos congelados podrían estropearse. Además para volver a recuperar la temperatura necesaria tu electrodoméstico deberá esforzarse más con el consiguiente aumento de consumo.

Si quieres saber más sobre la congelación de alimentos

Si quieres conocer algunos alimentos que casi nadie sabe que se pueden congelar puedes leer aquí nuestro artículo. ¡Seguro que te sorprendes con alguno!

Como ves son trucos fáciles con los que puedes congelar tus alimentos para reducir el desperdicio y ahorrar en tu cesta de la compra. Dinos ¿Cómo conservas tus alimentos? Puedes contárnoslo en comentarios. Y si te resulta interesante nuestro artículo puedes compartirlo en tus redes sociales. Así llegaremos a más personas y podremos, entre todos, ayudar a evitar la crisis climática porque el futuro no está escrito.