¿Vas a hacer turismo? Haz que sea un turismo sostenible

turismo sostenible


Cuando viajamos por placer es un momento maravilloso en el que podemos conocer nuevas culturas y ver el mundo de otra forma, eliminamos estrés y disfrutamos más de los momentos, sin embargo no debemos dejar de lado nuestra faceta más ecofriendly cuando estamos de viaje para lograr hacer un tipo de turismo sostenible y ecológico.

Si en nuestro anterior post te dimos trucos para hacer que tus vacaciones fueran ecológicas aun estando en casa, en el artículo de hoy vamos a darte recursos para seguir siendo sostenible si viajas fuera de turismo para que tus vacaciones generen el menor impacto posible allí donde vayas.


Se trata de cambiar (si no lo has hecho ya) nuestra forma de viajar evitando el turismo de masas y apostando por un turismo que respeta la naturaleza, la cultura local y la justicia social para evitar una presión innecesaria en los recursos naturales. Porque ¿sabías que un turista consume durante sus vacaciones un 7% más de agua que las personas que habitan normalmente ese destino? Prácticas como esta deben ser eliminadas para no degradar nuestro planeta cuando vayamos de viaje.

Para ello, el Ministerio de Medio Ambiente ha elaborado un decálogo con 10 consejos básicos que todos debemos seguir o, al menos, intentar seguir los máximos posibles, cuando viajamos de vacaciones, para que nuestros viajes sean sostenibles y ecológicos. A continuación te detallamos esos consejos:


1.- Planifica bien tu viaje:


Cuando planifiques tu viaje debes elegir a proveedores que ofrezcan garantías de calidad y de respeto por los derechos humanos y el medio ambiente. Este primer punto debes tenerlo muy en cuenta al planificar tu viaje ya que, para practicar un turismo sostenible, lo primero es tener la voluntad de hacerlo sostenible. No debemos caer en el error de pensar que vamos a viajar pocos días y que entonces no pasará nada porque cada pequeño impacto que evitemos será un gran paso para la sostenibilidad de nuestro viaje.


2.- Uso de los recursos naturales:


Por muy pocos días que dure tu viaje debes hacer un uso moderado de los recursos naturales como el agua o la energía. Recuerda que son bienes escasos y que no debemos desperdiciarlos. Sigue actuando como si estuvieras en casa.


3.- Minimiza tus residuos y contribuye con el turismo sostenible:


Este es un punto muy importante a tener en cuenta. Estés donde estés debes evitar impactar en la naturaleza en mayor medida a como lo harías si no estuvieras de viaje ya que, como bien sabemos, los residuos son una fuente de contaminación.


4.- Deposita tus restos en el contenedor adecuado:


Si generas residuos deposítalos en un contenedor adecuado. Si no tienes uno cerca, lleva tus restos hasta que localices uno y recuerda, evita utilizar plásticos de un solo uso también en tus viajes.


5.- Evita tu huella en la naturaleza, recuerda hacer turismo sostenible:


Nunca dejes tus residuos en la naturaleza ya que, además del impacto que provocan por su contaminación, pueden provocar la muerte de los animales de la zona debido a ahogos, atrapamientos o envenenamientos.


Practica el turismo sostenible si viajas a la naturaleza
No olvides que debes practicar en todo momento el turismo sostenible, por lo que debes intentar causar el menor impacto posible si viajas a la naturaleza

6.- No degrades la naturaleza:


Si tienes la suerte de poder visitar ecosistemas sensibles como son los arrecifes de coral o las selvas, debes tener en cuenta que cualquier pequeño gesto puede degradarlos por lo que, para evitarlo, infórmate de cómo debe ser tu visita para causar el menor impacto posible y no deteriorarlos. Se trata de espacios naturales excepcionales que todos debemos proteger. Protege a la naturaleza llevando a cabo un turismo sostenible.


7.- Haz que tus compras también sean sostenibles:


Si vas a comprar recuerdos busca productos que sean expresión de la cultura local, así favorecerás la economía de los puebles que visites y la diversidad cultural. Y si puedes hacer tus compras basándote en las normas del comercio justo que te explicamos en uno de nuestros artículos anteriores estarás seguro que se trata de compras sostenibles y tendrán el menor impacto en la naturaleza.


8.- Olvídate de adquirir flora y fauna protegida, recuerda que debes contribuir con el turismo sostenible:


Debes tener muy en cuenta, si deseas adquirir flora o fauna, que existe un Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) donde se indica que flora y fauna está protegida así como los productos derivados de dichas especies que no se pueden adquirir. Adquirirlos es un delito además de contribuir a su extinción. Así que ya sabes, si tienes dudas, antes de adquirirlo consulta la guía.


9.- Respeta las tradiciones locales:


Cuando estés compartiendo espacio con otras culturas debes respetarlas, disfruta conociendo sus costumbres, gastronomía y tradiciones pero siempre desde el respeto. De esta forma seguro que aprenderás mucho y podrás disfrutar más.


10.- Contribuye a un turismo sostenible:


Cuando viajes trata de contribuir con tu presencia al desarrollo de un turismo sostenible y responsable, construyendo con tu viaje a un planeta más saludable y solidario. Y si puedes, con tus actos, concienciar a otras personas aún mejor.


Hasta aquí tienes los consejos del Ministerio de Medio Ambiente pero vamos a darte otros para que tu viaje pueda ser aún más sostenible:


Cuida del planeta durante tus vacaciones practicando el turismo sostenible
Sigues estos consejos para llevar a cabo un turismo sostenible y cuida del planeta también durante tus vacaciones
  • Si viajas a un hotel, puedes buscar uno que tenga la marca Biosphere Hotels que otorga la Organización Mundial de Turismo (OMT) a los hoteles que cumplen con ciertos criterios ecológicos y sostenibles.
  • Cuidado con las actividades en las que participan animales, aunque pueda resultar una experiencia inolvidable para nosotros, debemos tener en cuenta la explotación a la que pueden estar siendo sometidos. Contribuye con el turismo sostenible no optando por estas actividades.
  • Reduce la huella de carbono de tus desplazamientos. Evita los vehículos individuales y opta por los colectivos. Y si usas la bicicleta será aún mejor ya que no provocarás ninguna emisión de gases efecto invernadero y además harás ejercicio.
  • Si puedes lleva tus propios productos de higiene zero waste y así evitarás tener que consumir otros que provoquen residuos o no sean ecológicos en su composición.
  • Evita el desperdicio de alimentos y no compres más de lo que vas a poder consumir para evitar tener que tirarlos.

Si te ha gustado nuestro artículo puedes compartirlo en tus redes sociales para que más personas se conciencien y podamos, entre todos, conseguir un planeta más sostenible.